fbpx

¿Definir los objetivos de mi negocio? Es una pregunta que muchos emprendedores o empresarios jóvenes se hacen extrañados. La mayoría tiene estos objetivos de negocio en su cabeza y los sabe de forma tácita. Pero el mundo ideal sería que todos los que trabajan en tu empresa tengan conocimiento de estos objetivos.

El chiste de tener los objetivos de tu negocio claros es que te dará la dirección necesaria hacia donde tienes que ir. Llamémoslo la dirección de tu empresa, si no conoces la dirección ¿cómo llegas entonces?

Tengamos en cuenta que tener un emprendimiento o una empresa pequeña es todo un reto, y más en tiempos de crisis done tenemos que optimizar nuestros gastos. O sea, no nos podemos dar el lujo de perder dinero en estrategias que nos alejen de donde queremos ver nuestro negocio

 

¿Qué beneficios obtengo al establecer los objetivos de mi negocio?

  • Tendrás una visión más clara de tu negocio
  • Podrás planificar mejor los cambios que necesitas
  • Mejoras el enfoque
  • Aumentas el control de tu negocio

Objetivos de mi negocio ¿Cómo los defino?

¿Por dónde empiezo a definir los objetivos de mi negocio?

Sonará cliché, pero te recomiendo que tengas a la mano tu misión y visión a la mano. Estos dos elementos son un excelente mapa para definir los objetivos de tu negocio. De nada sirve tener objetivos de negocio alejados de tu visión, esto más bien te haría dar muchas vueltas antes de llegar a donde quieres llegar.

Recordemos los conceptos básicos:

Misión: Habla del presente de tu emprendimiento. ¿De qué se trata tu negocio? ¿Qué te diferencia? Ojo, esto no es lo mismo que la propuesta de valor.

Visión: Habla del futuro de la organización, ¿Dónde quieres que tu negocio esté en el futuro?

Teniendo esto claro, entonces comencemos a definirlos.

La técnica más común y la que es más sencilla es la técnica SMART (Específicos, Medibles, Alcanzables, Relevantes, A tiempo)

Específicos: pongamos de ejemplo el clásico: “Aumentar las ventas”, aquí no me estás diciendo absolutamente nada, suena más a un deseo o una idea. Hay que poner muchos más detalles, por ejemplo: “Aumentar las ventas en un 20%” o en un producto específico, etc.

Medibles: cómo vas a saber qué alcanzaste este objetivo. Recuerda que lo que no se mide no se cumple. Es necesario utilizar KPI (Key Performance Indicators) o Indicadores para saber si llegaste o no a cumplir tu objetivo.

Alcanzable: En este punto tenemos que ser 100% transparentes y honestos con nuestro negocio. Seguimos con el ejemplo de las ventas, ¿De verdad un 20% es alcanzable, a pesar de que la economía está golpeada, o vengo de un super crecimiento? De nada sirve poner objetivos de negocio muy ambiciosos para no cumplirlos. Hay que conseguir un balance entre la ambición y la realidad.

Relevantes: ¿Este objetivo te ayudará a estar más cerca de la visión de tu negocio? ¿Por qué es necesario alcanzar este objetivo de negocio? Aquí estas dos preguntas son la clave, ya que no sirve de nada poner un objetivo que está totalmente separado de la realidad de tu negocio.

A tiempo: volvemos con la frase cliché: lo que no se mide, no se cumple. Bueno, el tiempo también es una forma de medir cómo va nuestro objetivo de negocio. Debes ponerle fecha de cumpleaños y monitorearlo constantemente. Te recomiendo trimestralmente ya que así puedes ir modificando y actualizando cualquier cosa que suceda.

Algo que muchos dejan por fuera y que he aprendido es que también sería bueno agregar una Recompensa por alcanzar ese objetivo.

Recuerda, que levantar un negocio es una gran tarea y nunca cae mal un poco de motivación. Así que te recomiendo que planifiques las recompensas que tendrás una vez cumplas con los objetivos de tu negocio. Piensa en cosas sencillas que te hacen feliz, por ejemplo, un día libre, algo que quieres comprar y no se excede de tu presupuesto, etc.

¿Cómo puedo cumplir los objetivos de mi negocio?

Todo dependerá del grado de compromiso y las ganas de crecer que tengas con tu negocio. Pero existen unos pasos que te pueden ayudar a cumplir los objetivos de tu negocio:

Elabora una lista de prioridades: No todos los objetivos que fijaste anteriormente los tienes que cumplir ya. Cada uno tiene una fecha de cumpleaños diferente. Entonces puedes hacer una lista con los que tienes que cumplir de primero y que son más urgentes e importantes.

Define las tareas: En el caso de aumentar las ventas, las ventas no van a aumentar solitas por arte de magia. Vas a tener que hacer algo, elaborar una estrategia, aumentar vendedores, empezar en redes sociales con publicidad, etc. Elabora una lista de pasos a seguir que te ayudarán a alcanzar ese objetivo.

Definir responsables: este aplica en el caso de negocios que tengan más de 1 persona. Uno tiene que asumir responsabilidad y hacerse cargo. Un negocio no crece por si solo.

Establecer los recursos y presupuesto: Define los recursos que necesitas para lograr ese objetivo, y en el caso de que necesitas dinero para lograrlo, establece un presupuesto para que no pongas en riesgo las finanzas de tu negocio.


0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

Te fue de utilidad? Compartelo con el mundo